Archivos para noviembre, 2010

Clarín tituló en su edición de ayer: “Presión impositiva récord: hay que trabajar medio año para el Estado”. La nota da a entender que la presión fiscal es tan alta en el país, que es equivalente a decir que la retribución obtenida por un trabajador entre el 1º de enero y el 17 de junio va íntegramente al Estado. Sin embargo, la información está presentada en forma engañosa o con errores metodológicos, que terminan llevando a conclusiones equivocadas. La realidad es que, si bien la legislación permite la carga tributaria que menciona Clarín, esto no es lo que ocurre en la práctica. Si se utiliza el parámetro técnico elegido por Clarín, los trabajadores argentinos tributan al Estado lo que ganan hasta el 27 de abril y no hasta el 17 de junio, como dice el diario.

La nota se basa en un trabajo publicado, precisamente, el 17 de junio, por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), sobre el peso de los impuestos. Uno de los autores del estudio, el presidente del Iaraf, Nadin Argañaraz, que es quien aparece mencionado en la nota de Clarín, aclaró a Chequeado.com que “es muy impactante la forma en que Clarín presentó la información. En el estudio, nosotros analizamos la carga impositiva legal, que es un concepto teórico, pero no la carga efectiva. Por eso, no es cierto que se trabaje medio año para el Estado.”

Clarín comienza con la mención de lo que en ambientes académicos se conoce como el “día de la liberación de impuestos” (17 de junio, en el caso de la Argentina). Efectivamente, este “día” es producto de un cálculo que se utiliza para comparar la presión impositiva entre países, midiendo cuánto tiempo tiene que trabajar un asalariado para pagar la carga fiscal.

Lo que la nota no explica, es que el estudio del Iaraf es un análisis de la presión fiscal legal; es decir, acerca de cuánto debería pagar, en teoría, un trabajador bajo todo concepto: las cargas laborales; el IVA, cuando compra algún producto, etc, si la evasión en el país fuese inexistente. Pero esto no dice mucho sobre la carga efectiva; es decir, lo que realmente recauda el Estado, que se mide, usualmente, en relación con el PBI.

Clarín compara la fecha de la Argentina (17 de junio) con la de Dinamarca (25 de junio), lo cual genera un impacto notable debido a la diferencia en la calidad de los servicios que brinda el Estado a sus ciudadanos entre ambos países. Pero el error es que Clarín toma la “carga legal” de la Argentina y la compara con la “carga efectiva” (no la legal) de Dinamarca. Es una comparación de dos conceptos distintos. Luego, omite la comparación entre las “cargas efectivas” de ambos países, que sí está en el estudio –como se desprende del siguiente gráfico, en el que se toma las cargas efectivas-, y que da un resultado muy distinto.

En el estudio de la Iaraf esto está explicado, pero en la nota de Clarín, no. De tomarse la carga efectiva (es decir, cuanto es la recaudación en relación con el PBI), el día de la liberación de impuestos en la Argentina daría un resultado más esperable: el 27 de abril, casi dos meses antes que en Dinamarca.

En la opinión de Argañaraz, la diferencia entre los dos números, el de la presión real y la presión legal, estaría dada, en gran parte, por los niveles de evasión tributaria. Medido en porcentaje en relación al PBI, la carga efectiva este año sería de 31.5%, mientras que la legal sería de 46 por ciento.

De todas maneras, cabe insistir con que las fechas que se establecen según el “día de liberación de impuestos” son conceptos técnicos para poder establecer comparaciones. En ningún caso implican que una persona deba trabajar hasta determinado día para el Estado. Eso sería como pensar que porque la esperanza de vida en Argentina es de 75 años, todo argentino morirá a los 75.

Fuente: http://www.chequeado.com

Anuncios

Hasta en Brasil señalan que Clarín miente

Publicado: 24 noviembre, 2010 en Clarín


Luego de que Clarín alertara ayer en su título central sobre un “cruce” diplomático con Brasil por “maltratos” del “polémico” (siempre es polémico para el multimedio) secretario Guillermo Moreno al embajador Enio Cordeiro, la mayoría de los diarios menciona hoy la serie de desmentidas formuladas por varios funcionarios brasileños a la versión lanzada el lunes por el Gran Diario Argentino.

En tanto, Clarín asegura que “Brasil le baja el tono al episodio de Moreno con su embajador”, y señala, a través de su corresponsal Eleonora Gosman, que la embajada del país vecino en Buenos Aires “afirmó que ‘no hubo trato descortés’”. En La Nación, bajo el rótulo “Negó Brasil supuestas amenazas de Moreno”, el corresponsal Alberto Armendariz indica que “autoridades brasileñas desmintieron ayer a La Nación la noticia y el propio embajador Cordeiro emitió una nota aclaratoria en la que negó por completo tales versiones”. Un poco más claro, ¿no?

El Ministerio de Trabajo anunció ayer que se sancionará con una multa de 1.347.000 pesos a Artes Gráficas Rioplatenses (AGR), una empresa del Grupo Clarín, por “violar sistemáticamente la libertad sindical”, indicó el titular de la cartera, Carlos Tomada. La sanción fue por negar el ingreso a su edificio “a delegados para realizar una asamblea”, luego de un “festival de cautelares” presentados por AGR desde 2004, cuando se inició el conflicto por delegados despedidos.

“La ley es para todos, también para Clarín; los convenios de la OIT son para todos, también para Clarín; la democracia sindical es para todos, también para Clarín”, subrayó Tomada al anunciar las medidas contra AGR, empresa perteneciente al grupo empresario.

En respuesta, en una nota sin firma, Clarín sostuvo que se trata de un “nuevo ataque en la embestida que la Casa Rosada impulsa desde hace un tiempo contra el Grupo Clarín”. Obviamente, volvió  a calificar de “insólita” la medida.

Como sólo el “Rey de la puteada nacional” podía hacerlo, Federico Luppi definió a la perfección a dos de las tres nefastas divas argentinas. Invitado al programa “Consentidas”, que se emite por Canal 10 de Uruguay, las conductoras le preguntaron su opinión sobre Susana Gimenez.  “¿Puedo ser grosero?”, re preguntó el actor. Al recibir respuestas afirmativas, lanzó: “Susana caga por la boca”. En tanto, a Mirtha Legrand la calificó de ignorante y “pobre de espiritu”. La que se salvó fue la desagradable y promilitares de Moria Casan.

Desafortunadamente el programa uruguayo era de espectáculos. Hubiera sido interesante escuchar su opinión sobre Julio Cobos, Mauricio Macri y Elisa Carrió.

En las últimas dos semanas el periodista Nélson Castro dio una “clínica” de lo que no se debe hacer en periodismo: escribió dos extensos artículos (uno de ellos fue la nota de tapa) en dónde calumnió e injurió al Gobierno nacional “disfrazando” sus mentiras en notas periodísticas.

Periodísticamente hablando: ambas notas son un mamarracho. Cualquier estudiante de primer año de periodismo lo sabría. No se puede hacer denunciar seria con una decena de fuentes off the record. Si nadie se hace cargo de las frases, ¿cómo se sostiene la denuncia? A los lectores de Perfil, les alcanza con que les mencione que “un legislador de la oposición” (sin nombre) diga que lo presionaron?

Aquí, un resumen de las “fuentes” que consultó el “ayudante” de Nélson Castro para el artículo Hasta $ 500.000 por voto:

1) “Un legislador opositor”
2) “Otro legislador de la oposición”
3) “Otro legislador que rechazó la propuesta indecente”
4) “Un legislador oficialista, azorado ante estos comportamientos a los que califica de “desprolijos””
5) “Un diputado que también pide anonimato”
6) “Un diputado radical que no encontraba una explicación que pudiera justificar la decisión de abandonar el recinto de sus correligionarios”

Ahora, las fuentes consultadas para el artículo Sospechas confirmadas:
1) “En las cercanías de Hotton”
2) “Sus críticos”
3) “Una fuente de PRO con un alto cargo en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”
4) “Un legislador del bloque”
5) “Una voz del Peronismo Federal”

En un primer vistazo, parece un error menor. Supongo que tanto el redactor como el editor sabrán que herramientas se escribe así: con H. Pero el tema desnuda algo mucho más profundo e invita a la siguiente reflexión: ¿El periodista habrá aplicado el mismo rigor en su investigación y chequeo de información que en su escritura?

Comunicado de prensa – Movilización por irregularidades de Clarín en canal 13

Centenares de trabajadores despedidos de canal 13 se movilizaran frente al edificio de Artear S.A (Canal 13) hoy jueves 18 de noviembre a las 18.

Denunciaran la apropiación irregular de la emisora por el monopolio Clarín y reclamaran la quita de la licencia por violación de pliegos licitatorios por parte de esa licenciataria.

Denuncian defalco por 15 millones de dólares en perjuicio del estado y sus trabajadores. Y apoyan las investigaciones que vienen llevando a cabo, al respecto, la comisión de comunicaciones de la Cámara de Diputados de la Nación y la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

También reclamaremos a Artear S.A,  el pago de la deuda de 7.000.000 dólares a sus trabajadores, haciendo cumplir la resolución 446 del ministro de trabajo de la nación en ese entonces, cuya infracción fuera ratificada por la Cámara Nacional  de apelaciones del trabajo, y se paguen las verdaderas indemnizaciones que debieron ser pagadas.

Denunciaremos, a la vez, a clarín que con ese dinero que nos sustrajo planificadamente, pagaron el canal por 5.000.000 de dólares y se quedaron con el resto.

También  será motivo de nuestra movilización el apoyo a la aplicación inmediata y total de la nueva ley de medios, la cual ordena que el monopolio clarín deberá desprenderse de mas de 250 licencia de medios audiovisuales, para que haya una verdadera libertad de expresión en la argentina.

José Carbonelli, ex delegado y denunciante.-