Tras la muerte de NK, los medios lanzaron su campaña de desprestigio contra Máximo y La Cámpora

Publicado: 10 noviembre, 2010 en Clarín, Medios, Oposición, Perfil, Política

Con simplemente estas tres notas (cuya flaqueza teórica y periodística puede apreciarse en los títulos) podemos hacer un análisis del discurso, es decir, cristalizar las estrategias formadoras de opinión que los medios opositores usarán para desprestigiar a la agrupación.

– La “K” acéfala: Si el emisor de la letra es la oposición, la “k” queda reducida a los términos economicistas. Es decir, la K opositora esconde tras de sí una significación de la política como un bunker de negociados por detrás, para satisfacer personalismos y no al pueblo. No por nada el primer título (de Clarín) viene acompañada la K de “quieren más”. 

– Los jóvenes del PJ y no de la JP:  Siguiendo esa lógica economicista de la política, y considerando ya la mala reputación que tiene el Partido Justicialista desde los medios de la derecha (asociado a los “barones” del conurbano, la burocracia sindical y menesteres), quieren perfilar a La Cámpora como un grupo vacío de ideales y lleno de ambición de puestos del Estado.

–  La continuación la vieja política: Para algunos -los que todavía se siguen comiendo el discurso neoliberal-, el Estado sigue siendo sinónimo de ñoquis que cobran fortunas por rascarse. Los medios, entonces, evitan de la manera más obvia que los jóvenes militantes están en el Estado por vocación, capacidad, y sentimiento de pueblo. Las instituciones del Estado responden por todo el pueblo argentino: ¿no se pusieron a pensar que los jóvenes tenemos ideales que queremos llevar a la práctica para profundizar las mejorías en este país? Seguro que sí lo pensaron, pero no les conviene decirlo.

– La verticalidad bruta: Por otro lado, el responder a Cristina no se correspondería con que nuestra líder tiene nuestros mismos ideales y responde desde el cargo máximo del poder a una serie de necesidades ideológicas que tenemos nosotros, la juventud, sino que más bien sería una especie de chupada de medias alevosa y vacía para conseguir beneficios personales.

– Meter abajo de la alfombra las lágrimas: El simbolismo que contrarresta todas estas imbecilidades que se están diciendo es el de Plaza de Mayo, el día del funeral. Eramos miles, incontables muestras de angustia y genuina tristeza que se multiplicaban, para desgracia de los medios opositores, en las pantallas de la televisión. Es un trabajo fino, cuya ayuda principal es el tiempo y la desmemoria impuesta a los receptores de los mensajes mediáticos, la que logra consolidar un sentimiento que se respiró en verdad: quieren cambiar la significación de las lágrimas: del dolor por la pérdida de la figura al dolor por la pérdida de “un ministerio” (lean la tercera nota).

– Somos todos brutos: El resumen de todo esto es que nos quieren ubicar a nosotros en el lado de los idiotas. Nos quitan inteligencia, sabiduría política, ideales, candidez, juventud movilizada, y nos hacen ver como unos nabos que vimos el kiosquito estatal para consolidar un buen pasar económico.

Hay un cantito que dice “Ay che gorila, que diferencia que hay, yo lucho por esta patria y vos por tu capital”. Los medios opositores quieren invertir esos roles y atribuirse la patria, en contraposición a nosotros, que queremos obtener capital. El ladri cree que son todos iguales, pero se equivocan. Nosotros no somos nada de eso, y no actuamos así.

Fuente: www.ambalivabal.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s