Campaña de Diario La Verdad para que Sirven deje de “opinar” de política y vuelva a escribir de Nazarena, Zulma y Fort

Publicado: 15 noviembre, 2010 en La Nación, Oposición, Periodistas

Uno puede aceptar que Pablo Sirvén piense como un gorila. Se puede aceptar que en ese pensamiento, quiera ser el más gorila de todos, denostando y jugando con los significados de las palabras al ex presidente Néstor Kirchner.

Se puede aceptar que se Sirvén se interrelacione en Twitter como un gorila, y piense que todos los que opinan a favor del Gobierno están pagos y los que opinan en contra son patriotas certificados.

Lo que no se puede aceptar bajo la órbita periodística es que Sirvén escriba, literalmente, como un gorila (literalmente, significa que Sirvén escribe como si el animal peludo estuviera frente a la computadora)

Porque es digno de un animal (y no de un periodista) escribir: “(…) abrazarse con Hugo Moyano, columna vertebral sindical y, según un rumor medianamente desmentido, uno de los causantes del patatús final”. La gente de Perfil se empeña en titular con “podría” pero Sirvén le pega una patada en los huevos a la ética periodística y recurre a un “rumor medianamente desmentido” (que además, fue categóricamente desmentido por su protagonista)

No es menor el tema, porque a uno se le ocurren cada cosa que podrían ser publicadas bajo la fuente “un rumor medianamente desmentido” que básicamente, cualquier periodista podría decir la barbaridad que se le cante y no hacerse responsable de eso!!! Yo creo que es una falta de respeto grave a la profesión.

Pero si faltaba algo para confirmar que el gorila que escribe en lugar de Sirvén se caga olímpicamente en el periodismo y en su ética, tenemos esta frase: Ese cadáver no se había terminado de enfriar cuando llegó al Salón de los Patriotas Latinoamericanos el cajón cerrado con los restos de Kirchner (o conteniendo quién sabe qué, según alocadas leyendas urbanas que empezaron a correr y que Mirtha Legrand no hizo más que amplificar)

Acá, ya no hablamos de un rumor medianamente desmentido, sino que el gorila acude a una fuente incuestionable: “Alocadas leyendas urbanas”. Hace falta explicar que esta barbaridad no se le ocurre ni al periodista más rancio y poco ético que se imaginen…

Le salta fuerte el gorila genuino cuando habla de la “Revolución Libertadora”, tomando como “frusilamientos” el asesinato de civiles y como “asesinato” el fusilamiento del general que los ordenó. Es decir, la Libertadora fusilaba (palabra con un dejo de legalidad) y montoneros asesinaba al que mandaba a fusilar. Igual, Pablito, en el 71 Aramburu ya estaba muerto.

Bueno, dejando de lado que la nota tiene errores gramaticales, un dequeísmo inexplicable, que la juega de libertario del pensamiento y basurea a los que no piensan como él, y que el primate de Sirvén describe al presidente que sacó a la Argentina de la peor crisis de la historia como un “Desgarbado, de eternos mocasines, con el saco cruzado permanentemente abierto, el ojo estrábico, el naso prominente (SIC) y el seseo al hablar”, la nota es un bodoque que mezcla todo y es imposible leer en forma fluida.

Lo que es evidente es que a este señor mayor que arrastra nudillos le queda grande una cuartilla en blanco para escribir en política. Es por esto, que desde Diario la Verdad comenzamos a juntar firmas virtuales para que Pablo Sirvén vuelva a escribir sobre temas donde no se evidencia tanto que no tiene ética periodística: que hable sobre Nazarena, Zulma y Fort.

Sirven, una rata que ni siquiera tuvo ética con un menor

Al parecer, según confirma la nota de La Nación del 3 de octubre de 2004, Sirvén ya tenía la costumbre de mezclar cosas, armar bodoques y pasarse por el “quinto forro” la ética periodística (y en este caso medio reñido con la Ley) al dar el nombre y apellido del menor que asesinó a sus compañeros en Carmen de Patagones…, que para proteger su identidad era conocido como Junior…

Obviamente, nosotros tachamos el nombre el menor.


Anuncios
comentarios
  1. Justamente hace unas horas comenté que, antes de ingresar a twitter, desconocía a P. Sirvén. Tal vez, prejuzgando su frívola actividad inicial nunca leí sus artículos y me bastaba ver su firma para pasar los artículos por alto. Pero, a partir de leerlo en esa red social, reconozco que me causa gracia por lo puerilmente argumentado y espanto, por tamaño calibre de gorilismo.
    Para no hacerlo lungo, sólo agrego que es un pichón de Grondona y, quien quiera ver lo que eso significa para mí, dejo este enlace.
    http://adandeucea.blogspot.com/2010/10/de-adicciones-narcisismos-protagonismos.html
    Éxitos en la Campaña. Sería menos insalubre para todos que Sirvén se abocara a los espectáculos y la farándula.

  2. Esteban Casserly dice:

    Donde se vota?

  3. Ernesto Solaro dice:

    Me llegó este link por Twitter. Primero que nada, tengo que aclarar, nobleza obliga, que el blog mucho no me gusta, pero rescato que no mienten a la hora de señalar de qué lado están. POr otro lado, tengo que decirles que comparto totalmente esta entrada sobre la nota de Sirvén. Toda mi vida leí La Nación, y no puedo creer cómo cayó el nivel de escritura de las notas de opinión, para llegar al mamarracho que escribió hoy Pablito Sirvén, que realmente, no parece que lo haya escrito él, porque no puede escribir tan mal…
    Espero me publiquen ya que me tomé el trabajo de escribirles.
    Muchas gracias
    S
    Ernesto Solaro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s