Nélson Castro confirma que la industria anti-k no necesita fuentes

Publicado: 23 noviembre, 2010 en Oposición, Perfil

En las últimas dos semanas el periodista Nélson Castro dio una “clínica” de lo que no se debe hacer en periodismo: escribió dos extensos artículos (uno de ellos fue la nota de tapa) en dónde calumnió e injurió al Gobierno nacional “disfrazando” sus mentiras en notas periodísticas.

Periodísticamente hablando: ambas notas son un mamarracho. Cualquier estudiante de primer año de periodismo lo sabría. No se puede hacer denunciar seria con una decena de fuentes off the record. Si nadie se hace cargo de las frases, ¿cómo se sostiene la denuncia? A los lectores de Perfil, les alcanza con que les mencione que “un legislador de la oposición” (sin nombre) diga que lo presionaron?

Aquí, un resumen de las “fuentes” que consultó el “ayudante” de Nélson Castro para el artículo Hasta $ 500.000 por voto:

1) “Un legislador opositor”
2) “Otro legislador de la oposición”
3) “Otro legislador que rechazó la propuesta indecente”
4) “Un legislador oficialista, azorado ante estos comportamientos a los que califica de “desprolijos””
5) “Un diputado que también pide anonimato”
6) “Un diputado radical que no encontraba una explicación que pudiera justificar la decisión de abandonar el recinto de sus correligionarios”

Ahora, las fuentes consultadas para el artículo Sospechas confirmadas:
1) “En las cercanías de Hotton”
2) “Sus críticos”
3) “Una fuente de PRO con un alto cargo en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”
4) “Un legislador del bloque”
5) “Una voz del Peronismo Federal”

Anuncios
comentarios
  1. ¿Cómo? ¿No alcanza conque Nelson Castro ponga su propio nombre como garantía de la veracidad de los hechos? ¡Pero por favor!

    ¿Cómo pueden ustedes poner en tela de juicio el buen nombre y la reputación de los más brillates divulgadores y pensadores argentinos como Nelson Castro, Rosendo Fraga, Mariano Grondona o el inigualable Marcos Aguinis, entre otros baluartes de la sociedad argentina eh?

    ¡Por favor esta mierda oficialista no acepta ni una sola crítica constructiva che!

    Ahora solo falta que se la agarren con Lanata y Tenembaun, dos de las más agudas mentalidades progresistas de nuestro continente.

  2. ayelen dice:

    soy aye y los quiero atodosss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s