Imponente operativo mediático para instalar a Sanz como figura opositora

Publicado: 9 enero, 2011 en Clarín, La Nación, Oposición

La oposición, y con ella los medios hegemónicos que la impulsan, se embarcaron en la construcción de un candidato rumbo a octubre de 2011. La magra intención de voto que posee Duhalde, la indecisión y la falta de gestión de Macri, el derrumbre indefinido de Cobos y la caída definitiva de Carrió obligaron a Clarín y La Nación, a erigir a Sanz como un hombre presidenciable, superior a todo lo conocido.

En la interna de la UCR, Sanz camina a la derecha de Ricardo Alfonsín y eso seduce no solo a los medios, sino también al establishment. Un candidato no peronista y a la derecha de la propia historia de la UCR es la nueva esperanza de estos sectores.

Hoy, como si no resultara demasiado obvio, La Nación y Clarín mencionan a Sanz en varias editoriales; la más desopilante de todas es la que escribió Susana Viau en Clarín. La periodista elaboró un perfil del senador radical pero entre tanto elogio, se vuelve pura propaganda. Dice Susana Viau en el título: “Sanz, otra estrella que parió el voto no positivo” y luego agrega qe “si bien no se trata de un ídolo del rock, o una figura cinematográfica, no es menos que “una estrella”.

Sí, como leyeron: una estrella. Increíble, ¿no?

Para completar la operación, el diario La Nación publicó que: “con la hipotética aparición de Sanz, un dirigente moderado con excelentes relaciones con el empresariado y con un discurso que incluye la palabra “represión” -tan mal vista por el kirchnerismo y por otros sectores supuestamente progresistas, pese a que figura más de 200 veces en el Código Penal-, Macri y también Eduardo Duhalde pasarían a tener un competidor directo”.

En tanto, Carlos Pagni, también menciona a Sanz. En la carrera cotrareloj que elaboran los medios para instalar al senador mendocino, el nombre será impreso innumerable cantidad de veces.

“Ernesto Sanz, el presidente de la UCR, ilustró esa dificultad el miércoles pasado, al confesar en este diario que él imagina un Banco Central “desarrollista”, y que mantendría a Aerolíneas en manos del Estado -olvidó que, dicho sea de paso, todavía no fue estatizada-. Conviene aclarar: Sanz es, para el neoalfonsinismo, “el candidato del establishment”.

Demasiadas flores por un político desconocido, ¿no?

Anuncios
comentarios
  1. Juan Domingo dice:

    ¿Qué se pude decir de estas tristes mascaritas de carnaval? Lo más triste es que no pertenecen a ninguna murga (para eso hay que tener buenas habilidades en canto y baile), sino que pretenden ser políticos. Oirlo hablar de represión a sanz (con minúscula, ¡si!) es como desenterrar los restos de un mamut. Algo muy obvio para cualquier arqueólogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s