La Nación ampara el “trabajo esclavo” pero se alarma de sus consecuencias

Publicado: 13 febrero, 2011 en La Nación


Desde que comenzaron los operativos conjuntos entre la Administración  Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Ministerio de Trabajo para inspeccionar el trabajo rural, el diario La Nación inició una denodada defensa de los intereses de las agroempresas denunciadas por explotación. (Ver notas relacionadas).

No solo que la línea editorial del matutino sale en defensa de los métodos que las empresas (en varios casos multinacionales) utilizan para emplear a los trabajadores sino que además remarca que todo es una avanzada con fines electorales. Dicho sea de paso, La Nación de ayer no dedicó ni una sola línea a la inspección en los campos del diputado Alfredo Olmedo donde se encontraron 400 personas en un contexto laboral deplorable.

Ahora el diario fue un paso más allá. Busca minimizar este tipo de casos en comparativa con otro de los flagelos consecuencia de la misma deuda interna que hoy debe saldar la Argentina: la desnutrición infantil. Incluso, sugiere que combatir estas condiciones laborales puede aún profundizar las situaciones de falencias alimenticias que llevan en algunos casos hasta la muerte a muchos chicos. Pero curiosamente su análisis no contempla los bajos sueldos y el empleo más que precario que ofrecen las empresas a -dicho siguiendo la lógica de su relato y no literalmente- “los padres de esos chicos”.  

Dice la editorial: “Resulta por lo menos sospechoso y contradictorio que hoy se enarbole la insignia electoralista del “trabajo esclavo” contra muchas empresas que cumplen con todas las normas laborales, cuando ni el Estado nacional ni los provinciales o municipales cubren estas profundas y antiguas deudas con los más necesitados. Los gobiernos no se responsabilizan de crear las oportunidades de trabajo y grandes grupos de personas se ven obligados a buscarlo muy lejos de sus hogares para poder llevar el pan a sus familias”, dice La Nación como si eso justificaría que los peones vivan meses en carpas improvisadas y en circunstancias denigrantes. 

Pero además, el matutino advierte que de seguir con los operativos, los empresarios ya no podrán dar esa fuente de sustento a los peones y todo se agravará: “Una cortina de humo político y estatal acerca de este tema está logrando que esas y otras empresas resuelvan a futuro la incorporación de modernas maquinarias que harán la tarea que hasta ahora hacían los cientos de miles de trabajadores que se movilizan de las provincias más pobres, todos los años, y que luego vuelven a su lugar de origen con un ingreso que les permite sostenerse todo un año”.

“De todos modos, y de manera absolutamente conexa, nada logrará ocultar una realidad agraviante e inconfesable: más niños siguen muriendo por desnutrición en la Argentina del siglo XXI, en un país bendecido por la naturaleza, exportador de alimentos por excelencia. Muchos serán, posiblemente, en el corto plazo, los hijos de esos trabajadores recién mencionados” relata la editorial sin hacer nunca  referencia a los magros salarios que pagan estas empresas, ni mucho menos a la responsabilidad social de los empleadores.

Fuente: www.diarioregistrado.com

Anuncios
comentarios
  1. y… hasta que no nos decidamos a hacer la famosa reforma agraria esto no va a cambiar en gran cosa. Por otra parte es un deseo personasl que el estado expropie la mayoría de las tierras concentradas y luego no estaría mal exiliar a todas las familias patricias o matarlos a todos y ya fue.

    “Blancos de mierda escoria del mundo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s