Archivos de la categoría ‘Economía’

Hace unos días salió a la luz un affaire que tuvo con una prostituta el padre de Agustín, el niño que sufre (junto con otros dos hermanos) adrenoleucodistrofia. El escándalo tardó poco en llegar a los medios y fueron pocos los que no sacaron el “tenedor y el cuchillo” para “comerse crudo” al hombre que recolectó casi un millón de dólares para operar a su hijo mayor.

Por supuesto que el tema generó polémicas, pero qué hubiese pasado si en lugar de tratarse de un simple mortal hubiese sido una empresa. Voy más lejos… ¿Qué hubiese pasado si en lugar de ser una empresa fuera una multinacional? Voy más lejos… ¿Qué hubiese pasado si en lugar de estafar a la sociedad en un millón de dólares, la cifra fuese casi 10 veces superior? Voy más lejos… ¿Qué hubiese pasado se en vez de juntar dinero para salvar a un solo niño, se estuviese juntando para salvar milllones de niños? No hace falta seguir… Esto ya pasó y los medios miraron para el costado.

Crease o no, pero la cadena de supermercados Jumbo aprovechó la catástrofe chilena para contrabandear productos de la Argentina al otro lado de la cordillera sin pagar un sólo centavo en carácter de impuestos. ¿Cómo lo hizo? Simple, informó a la Aduana que iba a enviar al país trasandino un “donación” de más 7 millones de dólares en productos alimenticios. Una vez que llegaron a destino los 183 camiones, los alimentos fueron directo a las góndolas.

Con este inadmisible artilugio, la empresa perjudicó al Estado en más de 4.2 millones de dólares. ¿Qué tal, eh? Lindo negocio, ¿no?

Al parecer la farándula argentina tiene un vicio extraño: no pagar impuestos. Tal como alguna vez fueron denunciados Susana Gimenez, Mirtha Legrand y recientemente Corcho Rodríguez, ahora le tocó el turno al mediático Ricardo Fort.

Desde la Justicia informan que la AFIP presentó una denuncia penal contra el millonario porque no presentó sus Declaraciones Juradas de Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales en los períodos 2008 y 2009. ¿Qué loco, no? El tipo se pasea por los canales con sus autitos y después no los declara…

Según aclararon las fuentes judiciales, la causa se encuadra dentro del delito de evasión tributaria y en consecuencia podría terminar haciendo su reality desde la cárcel.

Aparentemente, Fort ocultó ante el fisco los ingresos producto de su participación en la empresa familiar, además no declaró ni sus dos Rolls Royce ni su moto  Harley Davidson (ver fotos) ni tampoco una importante cantidad de joyas y otros objetos valuados en cifras millonarias.

Desde el juzgado no quisieron adelantar de cuanto es la cifra que le reclama la AFIP, pero todo indica que el número trepa largamente los dos millones de pesos.

El diario Tiempo Argentino fue el único medio que reparó que dos medios periodísticos nacionales y una consultora privada reconocieron hace unos años los logros empresarios de la dueña de Pioneer, hoy denunciada por la AFIP por trata de personas y esclavitud laboral.

Increiblemente, en el período 2004-2005, la compañía recibió el Premio de Revista Fortuna (entregado por Grupo Perfil, de Jorge Fontevecchia) por tener el mejor CEO de la industria química argentina, José Testa (hoy el cargo lo ocupa Juan Vaquer). Este premio es orgullosamente exhibido en su reporte de responsabilidad empresaria de ese año. Mientras que en el mismo lapso, se alzó con el galardón a “mejor empleador de Argentina”, en este caso entregado por la revista Apertura, propiedad del empresario y político Francisco de Narváez.

Por otra parte, en esos mismos dos años DuPont se destacó entre las cinco “mejores empresas para trabajar” (Great Place to Work), en una encuesta anual que lleva adelante la consultora Grupo Managers, dedicada al gerenciamiento temporal de empresas. Además, y por tres años consecutivos, la empresa había obtenido el mismo premio de la Revista Apertura.

Por si quedan dudas, acá publico una foto que muestra la forma en la que vivían los empleados de Pioneer:

Aunque suene paradójico, dos medios periodísticos nacionales y una consultora privada reconocieron hace unos años los logros empresarios de la dueña de Pioneer, hoy denunciada por la AFIP por trata de personas y esclavitud laboral.
En el período 2004-2005, la compañía recibió el Premio de Revista Fortuna (entregado por Grupo Perfil, de Jorge Fontevecchia) por tener el mejor CEO de la industria química argentina, José Testa (hoy el cargo lo ocupa Juan Vaquer). Este premio es orgullosamente exhibido en su reporte de responsabilidad empresaria de ese año. Mientras que en el mismo lapso, se alzó con el galardón a “mejor empleador de Argentina”, en este caso entregado por la revista Apertura, propiedad del empresario y político Francisco de Narváez.
Por otra parte, en esos mismos dos años DuPont se destacó entre las cinco “mejores empresas para trabajar” (Great Place to Work), en una encuesta anual que lleva adelante la consultora Grupo Managers, dedicada al gerenciamiento temporal de empresas. Además, y por tres años consecutivos, la empresa había obtenido el mismo premio de la Revista Apertura.
En su sitio web, DuPont enmascara sin ponerse colorado la explotación laboral con una serie de valores como “un trato justo y respetuoso” para los empleados, y “un ambiente de trabajo libre de discriminación y de todo tipo de acoso o molestias”.

DuPont llegó a la Argentina en el año 1937, pero bajo la denominación de Ducilo (recién en 1990 cambió su nombre), e instaló su primera planta en la localidad bonaerense de Berazategui. En el mundo, opera en más de 70 países, y en la región tiene oficinas en la Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México, Colombia y Venezuela, con ventas por U$S 3,2 mil millones.
Lo curioso es que, de la mano de esta explotación recientemente descubierta, la compañía gana millones de dólares también en la Argentina.
Según cifras que publica la propia empresa en su sitio web, en nuestro país, el grupo registró ventas por U$S 284 millones en 2008, última fecha disponible de ejercicio. Cuenta aquí con 617 empleados, pero lo curioso es que computan a los contratados y a los pasantes.

El Gobierno Nacional, representado por el titular del Ministerio de Agricultura, Julián Domínguez, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se reunió ayer con las principales entidades agropecuarias que integran la Mesa de Enlace para tratar una serie de reclamos referidos a la comercialización del trigo y para analizar la problemática de las condiciones laborales en la actividad rural.

En lo que respecta al principal reclamo llevado por los empresarios, el gobierno anunció ayer por la mañana la liberación de la totalidad del saldo exportable. A pesar de ello, la Mesa de Enlace anunció el cese de comercialización de cereales y oleaginosas, por considerar “insuficiente” la disposición de liberar la totalidad del saldo exportable de trigo. (¿?)

En lo que respecta al plano laboral, la inclusión de Tomada en la reunión no cayó bien entre los empresarios del campo, cuyo único interés residía ayer en tratar de presionar a Domínguez para obtener beneficios sectoriales. El propio titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, consideró que con esta medida el gobierno pretendía “embarrar la cancha”, al proponer discutir las exportaciones de granos junto a las condiciones laborales en el campo.

En el extenso comunicado de prensa que emitieron en forma conjunta las cuatro patronales (Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria) se hizo mención a un posible compromiso para mejorar las condiciones de trabajo en las explotaciones agrícolas.  

El trabajo en negro en el campo duplica al promedio del país

El nivel de empleo no registrado en la Argentina se sitúa en el 34,6 %. En las actividades rurales la cifra alcanza al 75% y tiene picos del 90%.

Desde el año 2003 hasta el primer semestre de 2010 la cartera laboral conducida por Carlos Tomada realizó inspecciones en 11.737 establecimientos rurales de todo el país, lo que arrojó como resultado que en determinadas regiones y actividades puntuales se supere incluso el 75% mencionado para todo el sector agrario.

Peones esclavos en Arrecifes

El último operativo realizado por el Gobierno Nacional descubrió a un campamento con 101 personas en condiciones de trabajo inhumanas en el establecimiento Doña Clementina, de la localidad bonaerense de Arrecifes.

El campo es explotado por la empresa Satus Ager y es el segundo emprendimiento de la compañía dedicada a la exportación de semillas donde el Ministerio de Trabajo detectó asalariados sometidos a situaciones de extrema vulnerabilidad. Al momento de la fiscalización los operarios santiagueños se encontraban sin trabajar hacía dos días a la espera de la liquidación de sus jornales. Ninguno de ellos conocía cuánto ni cuándo iban a pagarles y tenían prohibido salir del campo. Vivían hacinados e incomunicados, sin corriente eléctrica y lugares aptos para el almacenamiento de alimentos. Sin embargo, en los últimos días, a partir de las investigaciones que lleva adelante la Justicia federal, la empresa había provisto al campo con baños químicos y bidones de agua potable.

En tanto, la Mesa de Enlace –los supuestos representantes del campo– miran para el costado, niegan la realidad, son cómplices de la explotación y hasta aseguran que el Gobierno “embarra la cancha” al preocuparse por el trabajo en negro.

¡Es increíble! Ya ni en las siliconas se puede confiar para lograr que la gente pague sus impuestos, vea:

Eso sí, ante los miles de ofrecimientos de colaboración desinteresada para trabajar ad honorem como inspectores en los operativos de fiscalización,  el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, aclaró: “hay una confusión en la gente, nosotros ya tenemos suficientes inspectores para la tarea; y la documentación faltante hay que buscarla entre los libros contables de las clínicas y sanatorios, no entre los senos de las pacientes”.

¿De qué se ríe Broda?

Publicado: 29 diciembre, 2010 en Economía, Política

Roberto Navarro escribió para Cash una nota titulada Brujonomic, que comienza de esta manera:

La economía crecerá un 3,5 por ciento en 2010, gracias al viento de cola que vendrá del exterior. La inversión crecerá apenas un 2,0 por ciento. La desocupación trepará al 11,1 por ciento y caeremos en un déficit fiscal del 2,5 por ciento.” La afirmación la hizo Miguel Angel Broda a Clarín el 6 de diciembre de 2009. La realidad es que el año cerrará con un crecimiento cercano al 9 por ciento, con un incremento de la inversión del 17 por ciento, superávit fiscal primario del 2,7 por ciento y un desempleo del 7,5 por ciento. Broda erró otra vez y van…

 Ante estos datos firmes, que muestran una vez más cómo se equivocan los muchachos cuando quieren jugar a hacer futurología, la gran pregunta es…

¿De qué carajo de ríe Broda?

El “Bichi” Borghi no pega una… Perdió el superclásico con River 1 a 0, se va de Boca Juniors y encima va a tener que irse caminando, ya que la AFIP le secuestró la camioneta.

Al parecer, la Nissan Murano que la esposa del “Bichi” trajo de Chile tenía permiso para estar en el país por 90 días y se le venció. Como está prohibido importar autos usados, la camioneta fue secuestrada por la Aduana y hoy descansa en la puerta de la sede central.