Archivos de la categoría ‘Sueldos’


En otros post nos hemos referido a las condiciones salariales del Gran Diario Argentino (GDA). Hoy vamos a cotejar algunos sueldos del GDA con la escala salarial vigente hasta este mes, negociada por la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), que es la entidad gremial que nuclea a los sindicatos de prensa de todo el país.

En su web http://bit.ly/c1OwY2 la FATPREN publica que para un cronista de un medio gráfico categoría “A”, el salario básico es de $ 2.975. Sin embargo, según pudimos saber, el GDA tiene cronistas contratados (con contratos a “plazo fijo”, que en el mejor de los casos son semestrales) que cobran entre  $ 2.200 y $2.800, es decir por debajo del salario mínimo. No se trata de pasantes o de iniciados, sino que nos referimos a periodistas que firman sus notas en el cuerpo principal del diario y que, en algunas ocasiones, escriben la nota principal de la sección a la que pertenecen.

El contraste aparece cuando exploramos los sueldos de los jefes de sección. En estos casos, la FATPREN fijó un sueldo mínimo de $ 4.949 pero en el GDA los editores cobran salarios muy superiores a esa cifra, que en algunos casos, superan los $ 10.000, además de tener los beneficios de un celular y una cochera. Por eso, en la redacción principal del GDA hay una disputa silenciosa entre los cronistas (que pagan el celular de su bolsillo cuando realizan llamados fuera del horario de trabajo) y sus jefes.


Este blog ya se ha referido con pruebas a la política salarial imperante en el Gran Diario Argentino (GDA) http://bit.ly/9EaOwY . En esta oportunidad vamos a contar detalles de las “jugosas” pasantías del GDA. Simplemente 1.000 pesos. Eso es lo que pagó el GDA a cada uno de los pasantes que cumplió sus tareas en la redacción del diario durante los primeros cuatro meses de este año.

¿De dónde provienen estos pasantes?. De la Maestría en Periodismo que tiene el diario Clarín junto con la Universidad de San Andrés, que funciona a la vuelta del diario, sobre la calle Piedras. Allí durante 10 meses y a un costo elevadisimo de $ 2.600 por mes, los postulantes pueden aprender los rudimentos básicos del periodismo en un año, según lo entiende Clarín.

En definitiva, el diario recauda por cada pasante 26.000 pesos pero sólo le paga 4.000. Negocio redondo.

¿Por qué las pasantías se hacen durante los primeros meses del año?. Porque durante el verano es cuando la mayoría de los periodistas del staff permanente del GDA se toman vacaciones y con pasantes a 1.000 pesos cubren momentaneamente esos lugares en una época del año donde hay menos información “sensible” para publicar.

Quienes cursen la maestría pueden “elegir” en realizar su pasantía en el diario Clarín, en radio Mitre, Canal 13, diario Olé o La Razón. 

Hacer la pasantía es uno de los requisitos que exigen el GDA y la Universidad de San Andrés para aprobar la Maestría. Si bien no es 100% obligatoria (quienes no quieran hacerla podrán presentar un trabajo de investigación) en los hechos, la mayoría opta por la pasantía con la ilusión de firmar una nota en el GDA o, los más utópicos, conseguir un trabajo permanente en el diario.

A los interesados, debemos advertirles desde este humilde medio, que no se hagan ilusiones ya que los pasantes NO pueden firmar notas en el diario, sólo se les consignará el crédito al pie del artículo que escriban. Y a los utópicos que piensan en conseguir un trabjo permanente en el GDA , les avisamos: ni lo sueñen… En realidad, conocemos algunos que lo han logrado, pero que aún no consiguieron la estabilidad deseada.

¿Quieren saber cuánto cobran esos selectos ex pasantes y que ahora firman notas de apertura en el GDA?. En la próxima entrega se lo contaremos…

Todos sabemos que a Clarín le gusta señalar y cuestionar algunos números del INDEC, sobre todo si se trata de datos de inflación o canasta básica de alimentos. La desconfianza en las estadísticas oficiales llevan al Gran Diario Argentino (GDA) a solicitar cifras en consultoras privadas. Bien: creemos que en definitiva, tratan de cumplir con una de las reglas básicas del buen periodismo: el doble chequeo de la información.

Tal es el caso de esta nota, publicada el martes 12 de agosto de 2008 (http://bit.ly/9A0hXP) cuyo título es “La canasta básica cayó 2,5% y ya estaría en valores de un año atrás” y la bajada indica: “Si los datos oficiales se consideran válidos, la indigencia estaría a punto de desaparecer”.  En el cuerpo de la nota, se señala: “Otra medición privada (Fide) estima que una familia con un jefe de hogar asalariado, de gastos medio-bajos, que envía sus hijos a la escuela pública y tiene la cobertura médica de obra social, necesita $ 2.390 para subsistir”.

Bien, Diario La Verdad comparte el principio de chequear la información. Por eso, consiguió un recibo de sueldo de un periodista del GDA de octubre de 2008, apenas dos meses después de publicada la nota. Lamentablemente para el trabajador en cuestión, ese recibo indica que cobró $ 2.212, es decir, $178 menos que lo calculado por la consultora FIDE, empresa citada en la nota a la que hacemos referencia y de la cual el GDA se agarra para cuestionar los números del INDEC. ¿cuál sería entonces el destino de este periodista, si fuese jefe de familia y con dos hijos?

Ah eso sí: ingresamos a la web del Grupo Clarín y en apartado “Compromiso con la gente” (http://bit.ly/aZBPEg) la empresa asume que entre sus “líneas de acción” se encuentran “la atención al entorno y a sus condiciones de trabajo” de los profesionales que allí trabajan.