Como en la vieja comedia en la que buscaban al piloto del avión durante un vuelo, los muchachos de La Nación podrían hacer un corto buscando a Cristina en el hotel.

Con toda la mala leche característica publicaron una nota sobre el hotel donde se hospeda la Presidenta (imagino que si la Dignataria hubiese ido a un hostel, ellos estarían felices de la vida) y en el epígrafe de la foto  aseguran que se hospedó en la suit presidencial.

En el segundo párrafo, súbitamente la suit pasó de “presidencial” a “estándar del séptimo piso” y como frutilla del postre, en el tercer párrafo admiten que no tienen ni idea dónde está, porque los tipos del hotel en su comunicado no lo dijeron…

Para la próxima, muchachos de LN, un consejo básico: para ser mala leche en estos tiempos que corren, mínimo, no pueden contradecirse tres veces en una notita de tres párrafos…

¿Clarín quiere instalar nuevamente el tema de las retenciones?

Publicado: 10 agosto, 2011 en Sin categoría

 

La protesta fue original, la levantaron un par de diarios nacionales, pero al Gran Diario Argentino le pareció que era para la segunda nota en la tapa.

Teniendo en cuenta que luego le dieron 10 líneas en la página 18, da la impresión que los muchachos de Clarín están comenzando a intentar meter el tema retenciones nuevamente en la agenda, y lo único que querían era ponerlo en tapa.

 

Hoy Víctor Hugo Morales fue muy clarito, tan clarito fue el periodista uruguayo explicando los chanchullos de Majul, que nos deja poco lugar para los comentarios.

Son unos 7 minutitos imperdibles, donde queda en evidencia que en realidad el que tiene verdaderos problemas con facturas truchas es  Luisito “muevo la cabeza como perrito” Majul.

A diferencia del tipo que camina en la Cornisa, Víctor Hugo no sólo cita fuentes, sino que son fuentes por demás fuertes…Majulcito tiene un juicio por este tema…

Les dejamos el audio para que disfruten una lección de periodismo

vhm-sobre-majul-

 

 

 

 

¿Quién vota a Filmus?

Publicado: 28 julio, 2011 en Oposición, Política

Nosotros también creemos que votar a Macri es regalarle cuatro años más de (des)gobierno a un inepto procesado

Ciudad de pobres corazones

Publicado: 12 julio, 2011 en Sin categoría

Bancamos a Fito

Lo bancamos porque estamos de acuerdo con la mayoría de las cosas que escribió.

Porque tiene todo el derecho a escribir lo que quiera sin que la corpo salga a decir que está rentado por el Gobierno.

Por los chiquititos de mente que dicen que Fito está bancado por el Gobierno.

Y fundamentalmente, porque todos sabemos, vimos, comprobamos día a día que Macri es un tipo sin swin!!

La mitad

Por Fito Páez *

Nunca Buenos Aires estuvo menos misteriosa que hoy. Nunca estuvo más lejos de ser esa ciudad deseada por todos. Hoy hecha un estropajo, convertida en una feria de globos que vende libros igual que hamburguesas, la mitad de sus habitantes vuelve a celebrar su fiesta de pequeñas conveniencias. A la mitad de los porteños le gusta tener el bolsillo lleno, a costa de qué, no importa. A la mitad de los porteños le encanta aparentar más que ser. No porque no puedan. Es que no quieren ser. Y lo que esa mitad está siendo o en lo que se está transformando, cada vez con más vehemencia desde hace unas décadas, repugna. Hablo por la aplastante mayoría macrista que se impuso con el límpido voto republicano, que hoy probablemente se esconda bajo algún disfraz progresista, como lo hicieron los que “no votaron a Menem la segunda vez”, por la vergüenza que implica saberse mezquinos.

Aquí la mitad de los porteños prefiere seguir intentando resolver el mundo desde las mesas de los bares, los taxis, atontándose cada vez más con profetas del vacío disfrazados de entretenedores familiares televisivos porque “a la gente le gusta divertirse”, asistir a cualquier evento público a cambio de aparecer en una fotografía en revistas de ¿moda?, sentirse molesto ante cualquier idea ligada a los derechos humanos, casi como si se hablara de “lo que no se puede nombrar” o pasar el día tuiteando estupideces que no le interesan a nadie. Mirar para otro lado si es necesario y afecta los intereses morales y económicos del jefe de la tribu y siempre, siempre hacer caso a lo que mandan Dios y las buenas costumbres.

Da asco la mitad de Buenos Aires. Hace tiempo que lo vengo sintiendo. Es difícil de diagnosticarse algo tan pesado. Pero por el momento no cabe otra. Dícese así: “Repulsión por la mitad de una ciudad que supo ser maravillosa con gente maravillosa”, “efecto de decepción profunda ante la necedad general de una ciudad que supo ser modelo de casa y vanguardia en el mundo entero”, “acceso de risa histérica que aniquila el humor y conduce a la sicosis”, “efecto manicomio”. Siento que el cuerpo celeste de la ciudad se retuerce en arcadas al ver a toda esta jauría de ineptos e incapaces llevar por sus calles una corona de oro, que hoy les corresponde por el voto popular pero que no está hecha a su medida.

No quiero eufemismos.

Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas. Simplones escondiéndose detrás de la máscara siniestra de las fuerzas ocultas inmanentes de la Argentina, que no van a entregar tan fácilmente lo que siempre tuvieron: las riendas del dolor, la ignorancia y la hipocresía de este país. Gente con ideas para pocos. Gente egoísta. Gente sin swing. Eso es lo que la mitad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quiere para sí misma.

* Vecino de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Del diario Página/12 del 12 de julio del 2011 (Link al diario en el título de la nota)

 

Majul no se cansa. Inventa algo, lo escribe, cita fuentes anónimas y después juega a la extorsión.

Hace años que viene haciendo lo mismo, pero esta vez más de uno le hizo chas chas en la colita, que a esta altura debe estar roja como una manzana.

Ya Víctor Hugo Morales le explicó con pruebas (algo inédito para Majul) cuántos pares son tres botas,  Beto Casella lo deliró en el mismísimo programa de TV de Majul y hasta el hipermenemista antikirchnerista acérrimo de Jorge Asis le dedicó esta frase: “La auto-victimización, cuando es excesiva, persiste acotada entre los pliegues del ridículo”.

Aún así, el hombre no entiende, no se cansa de perder, de cobrar y de quedar como lo que es: un papanatas sin fuentes ni moral.

Ahora la nueva es (en tapa de LNonline, que mucho se preocupa por darle aire al payaso mediático) denunciar discriminación porque le quitaron pauta oficial (que más de una vez él dijo no tener)

En resumen, la gran Majul vendría a ser algo así: Te calumnio, te fabulo, te injurio, dame plata.  Si me sacás la plata que uso para calumniarte, fabular e injuriarte, te denuncio.

 

En referencia al uso del nombre y la imagen de SUMO en la campaña de vía pública de un partido político de la Ciudad de Buenos Aires y como integrantes que hemos sido de esa agrupación musical tan querida por nosotros, queremos compartir que tanto Ricardo Mollo como Diego Arnedo sentimos la necesidad de comunicar por este medio que al menos a nosotros nunca nos pidieron autorización y que de todos modos si alguien lo hubiese hecho, de ninguna manera hubiésemos autorizado el uso de la misma para tan malintencionada operación de sentido. Atentos a este tipo de operaciones comunicacionales pronunciadas por la carrera electoral y que tanto desautorizan al hacedor de las mismas, les agradecemos a todos ustedes que visitan nuestra página Web oficial y se contactan directamente con nosotros, sus inquietudes, indignaciones y solidaridades ante semejante acto de irrespetuoso comportamiento sobre el presente y la memoria de la historia tan querida de SUMO.

Muchas gracias.
http://www.divididos.com.ar/hoy/novedades/sumo.pdf